De vibración en suelo pélvico (parte II)

Continuemos con la vibración para el suelo pélvico, y, como habréis podido leer en el artículo anterior, no solo para suelo pélvico.



Como curiosidad previo a meternos en tema. En algunas páginas dedicadas a la lactancia materna se indica la vibración –no pone parámetros- como una de las técnicas para deshacer pequeñas obstrucciones –y solo funciona en algunos casos- aplicando la vibración encima de la zona en la que sintamos obstrucción de leche. En el caso mencionado aconsejan el cepillo de dientes pero si tienes un vibrador misma utilidad.


Como otro dato curioso hay personas que los utilizan (los de forma de dedos) para ayudarse durante momentos de estrés pasándolos por la cara o cabeza.

¿Os acordáis de este párrafo?:

“Como una parte del trabajo de suelo pélvico más tendremos otros factores en cuenta: el objetivo de tratamiento, qué estructuras podemos mejorar, el tipo de vibrador, y, si se puede utilizar con otra persona o no. Desgranemos esto leyendo casi al inicio de cada frase ***dependerá del caso***.

En cuanto a fase de tratamiento y tipo de vibrador:

Depende de la fase del tratamiento y del estado de las estructuras indicaremos la intensidad y la forma del vibrador. Del modo vibracional ya hemos hablado y recordad que para el placer toca investigar cuál es vuestro favorito, la mayoría de los vibradores tienen sobre 7-10 modos y es importante testar antes de usar para ver qué intensidades te resultan aceptables según la zona a tratar.


Tener en cuenta también que no es lo mismo una persona que está acostumbrada a utilizar vibración que no, eso marcará las intensidades iniciales, por ejemplo. También hay que valorar que si lo probáis en el muslo no es el mismo tipo de piel que en antebrazo o abdomen, y, por tanto, la sensibilidad es diferente. Autoinvestigación sumando autoconocimiento de estructuras con mayor o menor sensación, así de paso testeamos nuestras zonas más erógenas.


Para el tratamiento personalizado en suelo pélvico aconsejaremos ir subiendo las intensidades porque si estás un rato en la misma intensidad la musculatura se va a ir acostumbrando, incluso, dejando de ser perceptible. De ahí que vayamos subiendo según sensaciones, pero siempre teniendo en cuenta el objetivo de tratamiento y que las estructuras sean sensibles a estímulos. Buscamos una vibración personalizada y adecuada, no generar dolor ni zonas que se queden con baja sensibilidad a estímulos.


La intensidad y el objetivo deben estar siempre presentes durante el uso de vibradores como herramienta terapéutica, por ejemplo, si necesitamos un reclamo a vascularizar la zona con más o menos ímpetu puede que usemos altas vibraciones de forma discontinua en una fase de tratamiento más avanzada, pero, en un inicio, indicaremos comenzar con vibración discontinua e intensidades más bajas.


La forma del vibrador dependerá en primer lugar de qué tipo de vibrador está dispuesta a utilizar el o la paciente. Es decir, podemos tener objetivos de tratamiento por zona externa o interna, como profesionales podemos indicaros pero no exigiros el uso. Esto, que a priori puede parecer obvio, es de resaltar. Los de forma más fálica pueden generar rechazo, al igual que el trabajo con dilatadores. El o la profesional se adecuará a los momentos, necesidades, y decisiones de paciente.


En cuanto a la selección de vibradores siempre optar por silicona médica y hacer la compra en lugares fiables que de paso os puedan asesorar. Si ya tienes alguno consulta con tu fisio si te puede servir para tu tratamiento.


¿Qué preguntar? Desde cuántos modos de vibración tiene; la forma de carga preferiblemente usb que pilas; si hay tester tocarlo para ver si es maleable o rígido y ver si os resulta agradable al tacto la silicona. El lubricante que lo acompañe que sea de base agua si es para tratamiento interno.


Para cicatrices o masaje de periné externo o interno hay vibradores que se ajustan al dedo que son muy versátiles, flexibles y de diversas formas.

Como vibradores clitorianos la forma es importante y el manejo y comodidad en mano. Ejemplos:



Como vibradores internos también es importante que nos resulten cómodos y que su diámetro esté adecuado a vuestras preferencias. Ejemplos (incluyendo anal y anillo vibrador):




En la consulta de suelo pélvico atendemos a pacientes con una historia de vida y nunca nos cansaremos de recalcar que no toda persona puede mirarse genitales con un espejo o trabajar con vibradores por el motivo que sea. El respeto siempre va por delante en la profesionalidad.


Cuando una/un profesional trabaja en consenso con los objetivos y respetando límites del paciente siempre avanzamos mejor, así que os invitamos a comunicar con total tranquilidad cuáles son vuestros límites. Las herramientas de trabajo en consulta están para adaptarlas y personalizarlas siempre que sea posible.

En cuanto a ser utilizados en compañía o no:

Este va a ser un factor interesante porque hay muchas creencias y quizás tabús al respecto. En este apartado vamos a tratar el tema de vibradores desde la fisioterapia de suelo pélvico y desde la sexología.


Hemos visto su utilidad para tratamiento de temas físicos concretos. Si queréis podemos implicar compañía para este trabajo, en la clínica aconsejamos venir a la consulta a la persona que quiera colaborar para indicar las formas de trabajo que sí se pueden realizar de forma óptima en la intimidad.


La vibración se puede indicar para búsqueda de autoplacer y aumento de sensaciones agradables, y, como hemos visto, para trabajar estructuras que están sufriendo sensaciones desagradables.


Otra utilidades tienen que ver con: utilizar la vibración por todo el cuerpo para detección de zonas placenteras o erógenas –sola/o o en compañía-; para tratar otra musculatura que no tenga que ver con genitales; para reavivar el juego erótico que a veces está adormilado; o, para buscar zonas que reproduzcan sensaciones agradables por el simple hecho de relajarnos.


El placer puede ser individual o compartido. Podemos compartirnos u optar por la hedonia, es decir, el placer por el placer. Siempre es más efectivo autoconocernos para compartirnos y un juego divertido conocerse con la otredad jugando. Pero esto será siempre que sea tu opción y decisión.


Para usarlo de forma individual indicaremos unos vibradores con una forma que facilite accesibilidad a la zona además de adecuarlo al objetivo de la persona y al gusto personal. También nos servirán los que tienen mando a distancia (existe alguna creencia al respecto que solo son para uso parejil pero el juego con una/o mismo también es juego y erótica).


Para usarlo en pareja utilizaremos los vibradores anteriores o indicaremos alguno más que sirva para poder jugar de forma más lúdica si se quiere, por ejemplo: los que son anillos para pene y tiene estimulación clitoriana, los que tienen mando incluso app a distancia, etc.


Abrir melones en marzo como que resulta raro porque no es época, pero ya que se lleva nos sumamos porque en este caso merece la pena. Desde este humilde y pequeño espacio aprovechamos para resaltar la necesidad que hay de crear vibradores para personas con movilidad limitada por el motivo que sea. El derecho al placer existe y personas haciendo objetos de placer con mucha creatividad también.


Esperamos que os resulte de utilidad este post y ante cualquier duda que os surja no dudéis en consultar por este espacio o contactando con la clínica directamente.


Por otra parte, los vibradores indicados son de marcas diversas, no hay colaboraciones pagadas en este post. No nos casamos con marcas pero, evidentemente, nos gustan unas más que otras, opciones personales como todas/os.

135 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo