top of page

La conexión entre el bruxismo y los acúfenos

En esta entrada del blog hablaremos del papel del fisioterapeuta en el tratamiento integral de acúfenos y cómo se relaciona con los acúfenos.

 

Desde hace un tiempo y cada vez más a menudo, acuden a consulta pacientes con acúfeno para valorar su posible relación con bruxismo o una posible patología de la articulación témporo-mandibular (ATM) o de la zona cervical.


A pesar de que no suele ser la causa más frecuente de aparición, una cantidad importante de pacientes con problemas a este nivel tienen riesgo de desarrollar un acúfeno. A continuación intentaremos explicar de qué manera puede generarlos y cómo lo abordamos desde la perspectiva fisioterápica:


El acúfeno es un síntoma (no es una enfermedad en sí mismo) muy amplio, que puede deberse a multitud de causas. Las más comunes son traumatismos auditivos, enfermedades de oído o bien enfermedades metabólicas. Además de estas aparecen un montón de causas que son menos comunes pero que también conviene tener en cuenta como pueden ser un tapón de cera, una patología cardiovascular, tumores cerebrales, cambios hormonales, aneurismas, anomalías en tiroides o patología de la ATM.


La importancia de la fisioterapia en el bruxismo y los acúfenos


Como puedes imaginar, con tal diversidad de orígenes, el tratamiento puede venir de muchas ramas, si bien el profesional de referencia va a ser el médico otorrinolaringólogo. En nuestro caso, desde la fisioterapia, tras evaluación del mismo y cribado, entraríamos a tratar y a intentar aliviar el acufeno si deriva de una patología de la ATM (que puede venir derivado de un bruxismo) o cervical.


Este acúfeno se genera porque el supuesto problema a nivel cervical o de ATM activa a nivel del tallo cerebral unas estructuras concretas que estimulan una parte de la corteza cerebral auditiva provocándolo.


Partiendo de esta base y partiendo de una colaboración con el resto de profesionales sanitarios implicados en el tratamiento, los fisios entraremos a tratar en la parte inicial del tratamiento especialmente, cuando el acúfeno ha aparecido hace pocas semanas o meses, orientando nuestro trabajo a las necesidades concretas de cada caso, teniendo como herramientas:


  • Terapia manual: al sospechar de un posible problema a nivel cervical o de ATM se realiza una valoración específica y se procede a tratar con terapia manual.

  • Ejercicios: Para mantener los efectos de la terapia manual en el tiempo y tener las estructuras a un nivel óptimo.

  • Educación y asesoramiento: Es importante conocer la mecánica que puede dar lugar al acúfeno, así como técnicas para intentar modificar la intensidad (ejercicios de relajación, pautas,…)


En resumen: el acúfeno es un síntoma con un origen muy amplio y el bruxismo, así como la patología de ATM y cervical, puede tener su parte contratante. Dentro de la complejidad de la situación el fisio tiene su papel destacado junto con otros profesionales sanitarios y la importancia de acudir a profesionales cualificados es grande.


Ante cualquier duda estamos aquí para ayudarte.

7 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo

Kommentare


bottom of page